fbpx

Los drones ayudan a estudiar la condición corporal de las ballenas en Península Valdés

Los drones ayudan a estudiar la condición corporal de las ballenas en Península Valdés 700 525 ICB
Compártelo

El Instituto de Conservación de Ballenas se encuentra llevando a cabo la 2 da. temporada de un proyecto colaborativo, iniciado en el 2018, que tiene como fin evaluar la condición corporal de las ballenas francas australes en Península Valdés a partir de fotografías tomadas desde drones.

Nicolas Lewin, voluntario y asistente de campo de este proyecto piloteando el drone DJI Inspire1 en el Área Natural Protegida El Doradillo.

Desde el mes de junio,  estamos llevando adelante la segunda temporada de un proyecto colaborativo entre el Dr. Fredrik Christiansen de la Universidad de Murdoch en Australia, la Dra. Marcela Uhart de la Universidad de California, Davis, el Dr. Mariano Sironi del Instituto de Conservación de Ballenas (co-directores del Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral) y el Dr. Michael Moore de Woods Hole Oceanographic Institution.

Este proyecto tiene como objetivo establecer la condición corporal de las ballenas francas que utilizan como área de cría y reproducción las costas de Península Valdés, a partir de fotografías tomadas desde drones  Se utilizará la fotogrametría, como técnica no invasiva de estudio, para saber cual la condición corporal de las ballenas de esta población comparándolas con las de Australia.

Buscando respuestas a las mortandades de ballenatos

La población de ballena franca austral (Eubalaena australis) de Península Valdés tiene la mayor tasa de mortalidad de crías de todas las poblaciones de ballenas barbadas del mundo. Una hipótesis es que las crías podrían carecer de energía suficiente para sostener su crecimiento y sobrevivir. Esto podría ser consecuencia de una mala condición corporal materna, debido a baja disponibilidad de presas en sus áreas de alimentación, y/o a los altos costos energéticos para la madre y la cría causados por el acoso de gaviotas cocineras (Larus dominicanus), un comportamiento de parasitismo que sólo se observa en las costas de Chubut.

Al comparar la condición corporal y la eficiencia de transferencia de energía entre madres y crías de la población de Península Valdés con la de Australia podremos saber si están más gordas o más flacas; y acercarnos a las causas del problema (baja disponibilidad de presas y/o acoso de gaviotas). Los resultados que arroje este estudio serán de gran utilidad para el manejo de la conservación de la población del Atlántico Sud Occidental.

¿Qué es la condición corporal y qué nos dice?

Medir la condición corporal de un animal permite saber qué tan gordas o flacas están las ballenas. Nos habla del estado de salud de cada ballena particular y de una población en general. Se mide en volumen corporal.

¿Cómo hacemos para medir las ballenas en el mar?

Para estimar la condición corporal de las ballenas se necesita conocer algunas medidas, como el largo y ancho del cuerpo; y mediante fotografías tomadas desde el aire es posible obtenerlas.

Nicolás Lewin, voluntario del ICB y asistente de campo de este proyecto describe detalles de este novedoso proyecto:

» Usamos drones DJI Inspire1 a una altura de aproximadamente 30 metros para fotografiar las ballenas cuando se encuentran en la superficie. Las imágenes ideales son las que la ballena está flotando extendida sobre la superficie del agua, con la espalda hacia arriba,sin arquearse y que su contorno sea visible. De ese modo podemos medir el cuerpo entero usando programas especializados. También fotografiamos los patrones de callosidades para poder foto-identificarlas.»

Posteriormente las imágenes se seleccionan, se procesan y se calcula el volumen del cuerpo.

Paso 1: Selección

Fotografía aérea de una ballena franca austral de la temporada 2019 seleccionada para determinar la condición corporal de ese individuo en particular.

Paso 2: Medidas

Puntos y medidas utilizados para medir la condición corporal de las ballenas.

¿Para qué sirve conocer todo esto?

Este estudio permite tener una idea general de la condición corporal de las ballenas francas de Península Valdés, en especial las madres y su crías, y también comparar a los mismos individuos a lo largo de la temporada.

Gracias al patrón de callosidades, se identifican las ballenas y eso permite seguir los cambios individuales que ocurren en madres y en crías a lo largo de una misma temporada. Cuando fotografiamos a los mismos individuos periódicamente es posible estimar cuánto peso pierden las madres para producir leche y cuánto peso ganan sus ballenatos, durante la lactancia.

Además, las fotos aéreas permiten estimar el número y el tamaño de las lesiones producidas por los ataques de gaviotas y observar cómo aumentan en las primeras semanas de vida de los ballenatos. Conociendo cómo cambia el peso de los ballenatos y cuántas lesiones tienen, es posible relacionar la influencia de los ataques de gaviotas en el crecimiento de las ballenas francas recién nacidas.

Otros usos del drone

El uso de drones también permite observar y registrar comportamientos como alimentación, lactancia, y muchos otros que se suelen perder si se las observa únicamente desde la costa. En agosto sumamos otro proyecto asociado, con la participación y asistencia a campo de la investigadora Raquel Soley, donde se utiliza un drone DJI MavicPro para registrar el comportamiento de madres y crías de Península Valdés que son atacadas por gaviotas.

Resultados Esperados

Desde una perspectiva científica, el resultado de este proyecto ayudará a determinar la relación entre la condición corporal y las tasas vitales (supervivencia y reproducción) en las ballenas francas. Esto será de utilidad para las autoridades para poder identificar acciones de manejo tendientes a reducir la alta tasa de mortalidad de crías. Esto es relevante no sólo para la población de ballena franca de Península Valdes, sino también para la población de ballena franca del Atlántico Norte (Eubalaena glacialis) en peligro crítico, que actualmente está disminuyendo debido a varios factores de estrés antropogénicos.

Desde una perspectiva técnica, este estudio ayudará a demostrar la utilidad de la fotogrametría por drones como una herramienta de investigación no invasiva y eficiente para medir la condición corporal en grandes ballenas y ayudar a monitorear el estado de salud de las poblaciones de ballenas barbadas en todo el mundo.

Permisos y Financiamiento

Este proyecto se realiza desde el Área Natural Protegida El Doradillo y en los acantilados de Punta Pirámides en Península Valdés, con los permisos correspondientes de la Dirección de Fauna y Flora Silvestre y de la Subsecretaría de Conservación y Áreas Protegidas de Chubut. Su realización es posible gracias a fondos de investigación otorgados por Aarhus Institute of Advanced Studies de Dinamarca, Island Foundation y por National Geographic Society

Más allá de los resultados científicos, hay vivencias que se generan en quienes llevan adelante este proyecto con pasión y esto es lo que nos comparte Nicolas Lewin:

» Si bien estoy enfocado en mi tarea de efectuar el registro fotográfico de las ballenas para este estudio, el poder observarlas durante tanto tiempo, tan de cerca, viviendo, siendo… me llena el alma. Eso, sumado a la emoción de ver cada día algo nuevo que capta mi atención como: una mamá empujando a su cría para estimularla o jugar, coletazos o aletazos vistos desde el aire, saltos, lobitos marinos abalanzándose sobre las ballenas con ánimos juguetones, incluso delfines. A veces las emociones varían, siempre duele reencontrarse con una cría y ver su lomo todo picoteado por gaviotas o ballenas con lesiones. Encontrarse con las ballenas ayuda a encontrarse a uno mismo y entenderse como parte del mismo mundo que ellas y de todos los otros seres que cohabitan este planeta con nosotros.»


Este proyecto colaborativo entre instituciones, además de contribuir al conocimiento y a la conservación de las ballenas francas, demuestra que es posible estudiarlas a partir de técnicas no invasivas utilizando las nuevas tecnologías disponibles

© Instituto de Conservación de Ballenas. GACETILLA DE PRENSA – Los drones ayudan a estudiar la condición corporal de las ballenas en Península Valdés.  Se puede reproducir citando la fuente.

Todo comienza contigo

Dirección: O’Higgins 4380, CP 1429 CABA
Teléfono: (+5411) 4701 8891
Email: info@icb.org.ar