fbpx

En vacaciones, desplastificáte para cuidar el mar

En vacaciones, desplastificáte para cuidar el mar 1440 777 ICB
Compártelo

Los plásticos es una de las principales amenazas de nuestros mares y afectan gravemente la salud de la fauna marina y en especial a los mamíferos marinos. Los datos son preocupantes, ya que se vierten aproximadamente 8 millones de toneladas de plástico al año, según informes del Foro Económico Mundial. La prevención entre todos, puede contribuir a mitigar este grave problema.

Tortuga muerte enredada en plástico. BRAZIL PHOTO PRESS/CON VIA GETTY IMAGES

En verano, muchos aprovechan para escapar de la ciudad y disfrutar de los grandes tesoros naturales que nos ofrece el entorno. La costa, es el gran destino de vacaciones.  Sin embargo, es frecuente ver las playas que elegimos para vacacionar repletas de desechos plásticos. . ¿No quisieras seguir disfrutando de estos paraísos y de toda la biodiversidad que nos habita tan necesaria en nuestra vida cotidiana?

Por eso,  te invitamos a disfrutar de tus vacaciones playeras desplastificándote  y así  proteger al mar y toda la biodiversidad que alberga, incluyendo a nuestras amadas ballenas. Cuidar esos ámbitos que visitamos en la temporada de descanso es, además de indispensable, nuestra responsabilidad.

Vos podés pasar unas excelentes vacaciones sin «desperdiciar» la oportunidad de cuidar el entorno.

El uso del plástico, la mayor amenaza

El Censo de Basura Costera de la Fundación Vida Silvestre, realizó una investigación de campo en las arenas de la provincia de Buenos Aires donde se evidenció que más del 80% de los residuos en las playas bonaerenses son plásticos. De los 46.673 residuos recolectados, los más destacados fueron: Bolsas plásticas, colillas de cigarrillo, restos plásticos, restos de nylon, tapitas, botellas y otros residuos.

Durante el 2018, la Asamblea de las Naciones Unidas, junto a diferentes organizaciones del mundo se unieron en la campaña de “Un Planeta sin plástico”, para generar concientización sobre el uso de este material tan presente en nuestra vida diaria.

A lo largo del tiempo, los desechos plásticos se degradan lentamente y se descomponen en pequeños micro fragmentos que también están causando preocupación entre los científicos.

Nuestro Director Científico, Mariano Sironi, escribió una nota reflexionando sobre nuestro consumo de plástico y su impacto, donde revela que, aunque cueste creerlo

“Estamos comiendo plástico”, y que “Sino cambiamos nuestros hábitos, para el 2050 habrá más plásticos en los océanos que peces”.

Mariano en su nota afirma:que cueste creerlo

““El sol, el agua, el viento, las olas, las rocas y la arena de hermosas playas, con tiempo suficiente, erosionan esos objetos plásticos que son , hasta hacerlos imperceptibles para nuestros ojos. Pero no lo son para nuestros cuerpos, ni para los de miles de especies. Transformados en «microplásticos», esos vasos, botellas, peines, partes de autos, sogas y demás objetos que arrojamos sin cuidado al mar, son ingeridos por muchos animales, incluyendo peces, y a través de ellos vuelven a nuestras casas, sin importar cuan lejos del mar vivamos”.

¿Cómo afecta el plástico a la vida marina?

En el año 2014, se halló en el cuerpo de un juvenil de ballena franca austral muerto en la costa de Península Valdés, la presencia de residuos plásticos en su tracto digestivo. Si bien, es solo un caso confirmado, es una señal de alarma sobre el impacto negativo que estamos generando, ya que la salud de las ballenas se ve gravemente afectada por las prácticas de los seres humanos. Además, el modo de alimentación de las ballenas barbadas, las hace más vulnerables a este tipo de ingestas, ya que se alimentan por filtración y tragan entre cientos y miles de metros cúbicos de agua, lo que significa que existe la posibilidad de que ingieran cantidades sustanciales de microplásticos que flotan en el agua.

Otro caso reciente fue el del cachalote encontrado en Indonesia al cual se le encontraron 115 vasos, 4 botellas, 25 bolsas, 2 sandalias y más de 1.000 trozos de cuerda  en su aparato digestivo.

La contaminación microplástica tiene el potencial de reducir la población de estas especies, muchas de las cuales son longevas y tienen pocas crías a lo largo de sus vidas. Además, la contaminación del plástico en tejidos comestibles de peces comerciales, ocasiona un gran riesgo para la salud alimentaria.

La Universidad de Plymouth, en el Reino Unido, realizó un estudio cuyos resultados revelaron que miles de millones de estas microscópicas partículas de plástico se pueden acumular en el organismo de los mariscosY en nuestras costas ribereñas, un estudio realizado por científicos del Conicet, detectó microplásticos en todos los peces que capturaron a lo largo de 35 kilómetros de la franja costera sur del estuario del Río de la Plata, entre las localidades de Ensenada y Berisso. De 87 ejemplares capturados, pertenecientes a 11 especies de peces, en seis sitios diferentes, encontraron microplásticos en el 100% de los ejemplares analizados, entre los cuales se encuentran especies destinadas al consumo humano.

Al comer pescado también se come plástico, o contaminantes orgánicos que ingresan a los ejemplares utilizando los microplásticos como vehículo.

Sumate a la acción, y disfrutá de la naturaleza.

Para lograr un gran cambio, debemos tomar conciencia del uso que hacemos este material y adquirir pequeños hábitos cotidianos más amigables con el medio ambiente.  Por eso, si estás de vacaciones en la playa te invitamos a desplastificarte y ser un turista responsable  empezando a ser parte del cambio.

Para ayudarte, compartimos algunos tips:

  • Llevá con vos tu ecobolsa, para evitar los descartables y guardar tus compras responsables.
  • Usa tu botella reutilizable para recargar con agua y mantenerte hidratado. Ayuda también al ahorro económico.
  • No dejes basura en la playa, si generás un residuo, colócalo en el cesto que corresponda. Si hay gestión diferenciada entre basura y reciclables, mejor. Si no hay tacho, guardá el residuo en tu bolso, mochila, cartera o ecobolsa y depositalo luego en tu hospedaje.
  • Decile que no a los cubiertos descartables y sorbetes: Consumir bebidas sin sorbetes, reduce excesivamente la contaminación ambiental ya que estos llegan al mar y lastiman a los animales marinos.
  • Averigua las iniciativas sustentables en el lugar de destino, para visitarlas, para comprar allí los souvenirs, para ser viajeros responsables.
  • Elegí hospedajes amigables con el medio ambiente’: en la medida de lo posible, intentá reservar tu alojamiento en establecimientos que se preocupen por el medio ambiente. 
  • Admirá el paisaje y los animales que coexisten pero no extraigas flora o fauna del lugar, recordá que todo forma parte de un equilibrio, no lo alteres.
  • Utilizá transporte público, aprovechá para pasear y conocer nuevos lugares o dar un paseo en bicicleta.

El poder de cambio está aún en nuestras manos. No “desperdiciemos” la oportunidad, cada acción individual puede generar un gran impacto a nivel colectivo. Disfrutemos de unas estupendas vacaciones sustentables, sin generar un mar de plástico.


Fuentes de información:

BBC / NY Times / El País / El Diario de Madryn  /  Unplastify / Whale and Dolphin Conservation /Sach Consultores

Te invitamos a colaborar, a través de tu donación para que podamos seguir trabajando por la conservación de las ballenas y la salud de los océanos

© Instituto de Conservación de Ballenas. GACETILLA DE PRENSA – EN VACACIONES, DESPLASTIFICATE PARA CUIDAR EL MAR Se puede reproducir citando la fuente.

Todo comienza contigo

Dirección: O’Higgins 4380, CP 1429 CABA
Teléfono: (+5411) 4701 8891
Email: info@icb.org.ar