El Programa que monitorea la salud de las ballenas francas australes reporta los resultados de la temporada 2021

El Programa que monitorea la salud de las ballenas francas australes reporta los resultados de la temporada 2021 700 525 ICB
Compártelo

Durante 2021 completamos  la 18° temporada del Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral. Registramos un total de 45 ballenas francas muertas en las costas de Península Valdés e investigamos las causas de estos decesos.

El Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral ( PMSBFA)  estudia cada ballena que muere en Península Valdés y alrededores mediante la realización de necropsias y la colecta de muestras biomédicas. Su objetivo es aprender sobre la salud de la especie, conocer las causas de mortalidad e identificar potenciales amenazas, tanto naturales como de origen humano. 

El Programa es llevado adelante por la Universidad de California, Davis y el Instituto de Conservación de Ballenas, y cuenta con la colaboración de Ocean Alliance, la Universidad de Utah, Wildlife Conservation Society y Fundación Patagonia Natural.

Hallazgos de la Temporada 2021

Como resultado de los relevamientos realizados y reportes recibidos, se registraron un total de 45 ballenas francas australes muertas en 2021. De éstas, 25 fueron crías nacidas en la temporada, 7 juveniles y 13 adultos.

El dato de mayor relevancia ha sido el número de adultos muertos, que fue el más alto en una temporada desde que se inició el monitoreo en 2003. Este hecho excepcional fue informado  en tiempo y forma a las autoridades de la provincia de Chubut y la Red Federal de Asistencia a Varamientos de Fauna Marina.

Es importante destacar que investigadores del Laboratorio de Mamíferos Marinos del CESIMAR, CCT-CENPAT de Puerto Madryn, estimaron que durante la temporada 2021, 1639 ballenas adultas visitaron Península Valdés y nacieron 579 crías, con una tasa de mortalidad de crías estimada en 4,32 % en 2021 (datos aportados por los Drs. Enrique Crespo y Mariano Coscarella). 

Una de las ballenas adultas registradas muertas durante la realización de la necropsia - Foto: Paula Faiferman para el PMSBFA.

La Dra. Marcela Uhart, co-directora del Programa, resalta:

“El alto número de ballenas adultas muertas (13 ejemplares, 12 de ellas hembras) en la temporada 2021 es excepcional. La pérdida de ballenas hembras adultas es motivo de preocupación, no sólo por ser poco habitual y atípica, sino por los años de crecimiento y desarrollo que implica para esta especie llegar a ser adultas reproductoras. Además, la muerte de ballenas con cría en lactancia muy probablemente cause la muerte de la cría huérfana.”

En el informe de la temporada, los investigadores resaltan que los eventos con un número inusualmente alto de ballenas adultas muertas en un corto periodo de tiempo y en una misma área, pueden ser indicadores de variables ambientales locales que contribuyen a la muerte de las ballenas.

La Méd. veterinaria Agustina Donini, a cargo de los estudios post-mortem en el campo, destaca:

“Las ballenas adultas muertas en 2021 no presentaban evidencia de lesiones traumáticas ni enmallamientos y se encontraban, durante su inspección, en aparente buen estado nutricional».

El Programa continúa con la investigación para identificar las posibles causas asociadas a estos decesos. 

¿Por qué es importante sostener el monitoreo en el largo plazo?

Desde 2003, el Programa lleva registradas 855 ballenas muertas en Península Valdés. En la actualidad, contamos con una base de datos y de muestras recolectadas de gran relevancia para el estudio de esta especie.

Entre 2020 y 2021 se publicaron cinco artículos científicos a partir de muestras y datos colectados por el Programa. Además se aportó información relevante para el  Plan de Manejo y Conservación de la ballena franca del Atlántico Sudoccidental (CBI).

El Dr. Mariano Sironi, codirector del Programa afirma:

“Gracias al trabajo sostenido de muchos voluntarios y colaboradores a lo largo de casi dos décadas, hemos aportado datos y hallazgos relevantes, como la ingesta de plásticos o el impacto de los ataques de gaviotas en la salud de las ballenas”.

La continuidad del PMSBFA ha permitido monitorear la salud de las ballenas a lo largo de los años y detectar importantes variaciones en el número de ballenas muertas entre temporadas. En particular, hemos alertado sobre mortandades de crías y de adultas excepcionalmente elevadas en algunos períodos, llevando esta información a organismos internacionales como la Comisión Ballenera Internacional (CBI).

Red de Informantes Voluntarios, un componente esencial del Programa.

La detección temprana de ballenas muertas en la playa es esencial para la colecta de muestras biomédicas en adecuado estado de conservación para su análisis. El PMSBFA agradece el apoyo indispensable de  una red de personas comprometidas, guardafaunas, pescadores, pobladores, prestadores, capitanes y guías de avistaje, operadores de buceo y turismo, navegantes, aviadores, investigadores y otros que cada año reportan  la mayoría de los ejemplares varados.

La información generada por el Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral es clave para conocer el estado de la población y desarrollar políticas que sean efectivas para la protección de las ballenas y la conservación de su hábitat.

© Instituto de Conservación de Ballenas. GACETILLA DE PRENSA – El Programa que monitorea la salud de las ballenas francas australes reporta los resultados de la temporada 2021.  Se puede reproducir citando la fuente.


Compártelo

Todo comienza contigo

Dirección: O’Higgins 4380, CP 1429 CABA
Teléfono: (+5411) 4701 8891
Email: info@icb.org.ar