fbpx

Argentina triplica la superficie de Áreas Marinas Protegidas

Argentina triplica la superficie de Áreas Marinas Protegidas 960 640 ICB
Compártelo

El miércoles 12 de diciembre, la Cámara de Senadores del Congreso de la Nación Argentina, en sesión extraordinaria, sancionó la ley que crea dos nuevas áreas marinas protegidas: Yaganes y Namuncurá-Banco Burdwood II. De este modo Argentina triplica la superficie de mar protegido y concreta así el mayor avance de su historia hacia la conservación de su mar. Estas dos áreas abarcan juntas unos 98.000 kilómetros cuadrados.

Cartografía 3D de los Parques Nacionales Marinos que se localizan en las aguas australes argentinas cercanas a la Tierra del Fuego. Valeria Falabella / WCS Argentina, Foro para la Conservación del Mar Patagónico

Mayor protección para el Mar Patagónico

Tras casi perder el estado parlamentario al cierre del período legislativo, el proyecto de ley para crear las áreas marinas protegidas “Yaganes “y “Namuncurá /Banco Burwood II” tomó la fuerza del océano y logró su aprobación en tiempo récord en sesiones extraordinarios de la Cámara de Diputados y de Senadores del Congreso Nacional de la República Argentina. Su sanción fue con el apoyo absoluto de todos los legisladores de ambas cámaras.

“Yaganes” sumará a la protección marina costera cerca de 69 mil km2, mientras que “Namuncurá-Banco Burdwood II” abarcará más de 32 mil km2. Se trata de ambientes oceánicos en el extremo sur del mar patagónico que reúnen condiciones ecológicas y oceanográficas sobresalientes. La aprobación de la ley es el resultado de un largo proceso que partió de la identificación de áreas con alto valor de conservación. Este trabajo intersectorial y participativo contó con el aporte de expertos de organismos nacionales, instituciones científico-académicas y organizaciones de la sociedad civil, entre ellas el Foro para la Conservacion del Mar Patagónico del cual el ICB es miembro activo.

Diego Taboada, Presidente del Instituto de Conservación de Ballenas expresó :

“Los océanos vienen soportando diversas actividades humanas que lo ponen bajo una situación crítica. Si queremos proteger a las ballenas y la vida que los océanos albergan se deben crear espacios protegidos como las dos áreas recientemente creadas. La pesca y otras actividades extractivas están deteriorando hábitats naturales esenciales y afectando especies marinas. Esta situación se agrava aún más como consecuencia del cambio climático. En este sentido las áreas marinas protegidas representan una de las mejores opciones para mantener o recuperar la salud de los ecosistemas oceánicos y costeros. Como miembros activos del Foro para la Conservación del Mar Patagónico seguiremos trabajando para crear nuevos espacios protegidos que ya hemos identificado a través de los Faros del Mar Patagónico.“

Los estudios realizados revelaron que el área Yaganes es un área única de enorme valor ecológico que tenía que ser protegida. Foto Gentileza: Enric Sala National Geographic

Construyendo una Red de Áreas Marinas Protegidas

Las dos áreas creadas triplican la superficie de mar protegido por la Argentina, acercando al país a cumplir con la meta internacional del 10% fijada por la Convención sobre la Diversidad Biológica para el 2020.

Además de favorecer la investigación, la conservación de la biodiversidad y la protección del funcionamiento de los ecosistemas marinos australes, estas nuevas áreas protegidas ayudarán a mantener ambientes saludables que benefician también a actividades extractivas, como la pesca. Asimismo, consolidan el Sistema Nacional de Áreas Marinas Protegidas, que busca construir una red de áreas planificadas y gestionadas como un conjunto coherente, bajo la responsabilidad de la Administración de Parques Nacionales.

Claudio Campgna,  Presidente del Foro para la Conservación del Mar Patagónico declaró:

«“Seguiremos trabajando para que el sistema incorpore otros sitios de alto valor de conservación, donde se focalice en especies amenazadas o en la presencia de frentes productivos de alta diversidad. Existen áreas claves en el centro y norte de nuestro mar, y en el borde del talud, donde las actividades humanas son intensas, que requieren urgente atención. Si bien nos alienta el aumento en número y superficie de las áreas marina protegidas, es necesario lograr representatividad para crear un verdadero Sistema que abarque diversidad de especies y hábitats y logre conexión de los ecosistemas que se buscan proteger”.

Yaganes

El pueblo yagán, originario de la Tierra del Fuego, se encuentra hoy representado por unos pocos descendientes que nos recuerdan la dependencia del ser humano de los ambientes del mar. Ese pueblo, más que ningún otro, comprendería la trascendencia de haber creado este parque marino. La riqueza en especies y recursos de la plataforma continental argentina se asocian a la corriente de Malvinas, cuyas aguas fluyen hacia el norte pasando por el mar de los Yaganes.

La protección de estas aguas beneficiará a muchas especies del Mar Argentino, no sólo a las que dependen del área para su alimentación, especies que pueden observarse en la superficie, como pingüinos y lobos marinos, y otras que viven en el oscuro y frío fondo del mar, como las esponjas y los corales fríos.

En el marco del proceso para su designación, en febrero de 2018 se realizó una expedición inédita al área, liderada por National Geographic a través de su proyecto “Pristine Seas”, con el apoyo de la Secretaría de Ambiente de la Nación, la Administración de Parque Nacionales, el Gobierno de Tierra del Fuego y el Foro para la Conservación del Mar Patagónico, que comprobó mediante estudios científicos y tecnología de punta el alto valor ecológico de Yaganes y la necesidad de protegerlo.

Namuncurá / Banco Burdwood II

La nueva área creada duplicará hacia el sur la superficie del área marina protegida “Namuncurá / Banco Burdwood” establecida en el 2013 y permitirá incorporar un amplio sector del talud que rodea al Banco, donde se ha identificado la mayor abundancia de especies vulnerables, formadoras de ecosistemas. Es un área única por la riqueza de sus fondos marinos. Allí habitan numerosas especies de invertebrados, como esponjas y corales de aguas frías que forman coloridos “jardines” o “bosques” subacuáticos. El área también es relevante para el ciclo de vida de peces de interés pesquero, como la merluza negra, la merluza de cola y la polaca, entre otras.

En noviembre pasado se realizó una expedición científica a Namuncurá/Banco Burdwood, la primer área oceánica protegida del Mar Argentino, a la que ahora se anexará esta nueva área marina protegida creada  «Namuncurá/Banco Burdwood 2» .  Esta expedición fue realizada en forma conjunta entre el equipo del área marina protegida Namuncurá/Banco Burwood, la Secretaría de Ambiente, la Administración de Parques Nacionales, el Gobierno de Tierra del Fuego y National Geographic Pristine Seas.

© Instituto de Conservación de Ballenas. GACETILLA DE PRENSA – ARGENTINA TRIPLICA LA SUPERFICIE DE ÁREAS MARINAS PROTEGIDAS.  Se puede reproducir citando la fuente.

Todo comienza contigo

Dirección: O’Higgins 4380, CP 1429 CABA
Teléfono: (+5411) 4701 8891
Email: info@icb.org.ar