Trabajando por el Fin de la Caza de Ballenas

Desde el 2006, participamos activamente en las reuniones de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) como representante de la sociedad civil en las reuniones plenarias y en el comité científico.

En rechazo a la caza científica

Nuestro compromiso es defender la moratoria existente a la caza comercial de ballenas, lograr el fin de los programas bajo permisos especiales que encubren operaciones comerciales, establecer nuevos santuarios y promover iniciativas que fortalezcan la agenda de conservación.

“Todo lo que necesitamos saber de las ballenas y su ecosistema lo podemos hacer utilizando técnicas no letales de estudio. Entonces no vamos a aceptar que la Comisión Ballenera Internacional valide ningún tipo de programa científico que implique la muerte de ballenas.”

Roxana Schteinbarg | Coordinadora de Programas de Conservación

Entre el 10 y el 14 de septiembre del 2018 se realizó en Florianópolis, Brasil, la 67 ma. Reunión Plenaria de la Comisión Ballenera Internacional (CBI)

Roxana Schteinbarg, quien participó en representación del ICB, comparte reflexiones acerca de los resultados de esta Reunión.

Los desafíos que se presentan en la CBI

A pesar de que existe una prohibición internacional a la caza de ballenas aprobada por la Comisión Ballenera Internacional (CBI) las capturas continúan. El Instituto de Conservación de Ballenas (ICB) en forma conjunta con el Centro de Conservación Cetacea de Chile (CCC), el Instituto Baleia Yubarte (IBY) de Brasil y la Fundación Promar de Costa Rica a través del trabajo articulado regional buscan cerrar los vacíos legales responsables de la continuación de la ballenería.

“Es necesario darle nuevo impulso al movimiento “Salve las Ballenas” que en los 80 logró la aprobación de la moratoria. El escenario hoy es mucho más complejo, ya que a la caza de ballenas se le suman una gran diversidad de amenazas que antes no existían. Pero además, debemos revitalizar el movimiento para evitar que una minoría de países continúe socavando la moratoria. Es responsabilidad de todos defenderla cerrando todos los vacíos legales que se contraponen con el uso no letal y no extractivo de las ballenas.”

Roxana Schteinbarg | Representante del ICB acreditada para participar de la Comisión Ballenera Internacional

La voz de la Comunidad Científica en rechazo a la caza científica

En 2015, el Instituto de Conservacion de Ballenas junto con el Centro de Conservacion Cetacea lideraron la presentación de una carta a la Comisión Ballenera Internacional firmada por casi 500 científicos de 30 países, expresando su rechazo al programa científico de caza de ballenas NEWREP-A del Japón.

Los firmantes incluyeron investigadores de renombre mundial como Jane Goodall, Roger Payne, Sidney Holt, Erich Hoyt, Frans de Waal, Bernd Wursig y Giusseppe Notarbarttolo Di Sciara, junto con cientos de científicos de Argentina, Australia, Bélgica, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos de América, Federación de Rusia, Francia, Grecia, Guatemala, India, Irlanda, Luxemburgo, México, Países Bajos, Perú, Portugal, Sudáfrica, Suiza, Suriname y Uruguay.

En esa ocasión, la carta presentada fue fundamental para asegurar que el Comité Científico no apoyara el programa de caza de ballenas y esta acción también se incluyó en el Informe de la reunión del SC.

Caza ilegal de ballenas en Antártica

El 31 de marzo de 2014, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya a través de un histórico fallo, ordenó al gobierno de Japón el cierre de sus operaciones de cacería “científica” de ballenas en la Antártica. La Corte concluyó que el Programa llamado JARPA II, por el cual Japón mataba ballenas “para estudiarlas”, no cumplía con el propósito de investigación científica de los estatutos que rigen la Comisión Ballenera Internacional (CBI) y, por lo tanto, no era ciencia. Asimismo, la Corte concluyó que estas matanzas violan la moratoria sobre la caza comercial de ballenas y la integridad del Santuario del Océano Austral, donde la caza de estos mamíferos marinos está prohibida independientemente del estado de conservación de sus poblaciones.

Tras diversas declaraciones públicas realizadas por las autoridades de Japón afirmando que cumplirían con el fallo de la Corte, en noviembre de ese mismo año, el gobierno japonés presentó a la Comisión Ballenera Internacional el “Proposed Research Plan for New Scientific Whale Research Program in the Antarctic Ocean” (NEWREP-A). Este “nuevo” plan no es más que una continuacion del JARPA II, y busca continuar la caza de ballenas a escala comercial bajo supuestos fines de investigación “científica” y evadir el cumplimiento del dictamen inapelable de la Corte.

La Comunidad Científica Mundial Unida en defensa de la Ciencia y las Ballenas

Por ello, casi medio millar de investigadores, cuya representatividad de la comunidad científica es mucho más amplia globalmente que el propio Comité Científico de la CBI, se unieron para expresar su rechazo a la utilización de la ciencia con fines políticos.

Los firmantes respaldan el fallo de la Corte Internacional de Justicia y coinciden plenamente con el dictamen que sostiene que tras miles de ballenas muertas “el resultado científico del JARPA II es limitado“ y que el gobierno de Japón ha implementado la denominada caza ‘científica’ de ballenas en la Antártica “por razones logísticas y políticas más que científicas”.

Desde la implementación de la moratoria sobre la caza comercial de ballenas en 1986 hasta 2013, el gobierno de Japón cazó más de 13.000 ballenas con supuestos fines de investigación “científica”. Al respecto, los científicos firmantes sostienen que:

“No existe en el mundo actual ningún estudio de grandes mamíferos que haya requerido una muestra tan desproporcionada para aprender sobre su biología y requerimientos ecosistémicos”, y resaltan que “la comunidad científica internacional no aceptaría ningún programa de investigación basado en la muerte de cientos de osos, felinos o chimpancés cada año para estudiarlos”.

Todo comienza contigo

Dirección: O’Higgins 4380, CP 1429 CABA
Teléfono: (+5411) 4701 8891 / 7631
Email: info@icb.org.ar