fbpx
PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

¿Por qué varan los cetáceos?

Cada año muchos cetáceos varan en las costas en distintas partes del mundo. Un varamiento implica que ballenas o delfines aparecen en playas, quedando en evidencia para los observadores humanos al bajar la marea. Muchos de ellos pasan desapercibidos y otros se producen en zonas urbanas y llaman la atención de las personas que  publican el evento en redes sociales y medios de prensa. En todos los casos, la pregunta es: ¿por qué varan los cetáceos?

No existe una única respuesta, ya que puede haber diferentes causas para que ballenas y delfines encallen en las playas, ya sea vivos o muertos.

Un varamiento puede involucrar animales vivos: quedan encallados hasta que la siguiente pleamar les permita regresar al agua, aunque pueden morir en la playa antes de lograrlo; o animales muertos: cuando la muerte se produce en el mar y el cuerpo es arrojado a la costa por el viento o las corrientes.

La clasificación de los varamientos de acuerdo a ciertas características permite estudiar y comprender las causas de estos eventos:

Tipos de Varamientos

Según intención de varar

Intencionales

Ocurre cuando los animales nadan activamente hacia la costa. Por ejemplo, cuando las orcas varan para alimentarse de lobos o elefantes marinos en la playa.

Accidentales

Se produce por desorientación de los cetáceos u otros eventos fortuitos, como por ejemplo cambios repentinos en las mareas.

Según cantidad de individuos que varan

Individuales

Involucran a un solo ejemplar. Las causas de estos varamientos pueden ser muy variadas. Los cetáceos que más frecuentemente varan de manera individual son las ballenas barbadas o misticetos, como las ballenas francas, jorobadas y otras.

Masivos

Comprende a dos o más ejemplares, en algunos casos pueden llegar a ser algunos centenares. Las especies que más frecuentemente varan masivamente son los odontocetos, como las ballenas piloto, falsas orcas y cachalotes. Un factor que hace más crítico un varamiento en masa son los fuertes lazos de unión social en un grupo, que hacen que todos los miembros de una manada sigan a un solo individuo que está varándose intencional o accidentalmente.

Causas de los varamientos

Es difícil conocer la causa específica para los varamientos de cetáceos. Sin embargo, pueden distinguirse dos grupos principales:

Naturales 

  • Muerte natural por vejez.
  • Intoxicación por biotoxinas, enfermedades y patologías de diverso tipo (tales como infecciones parasitarias en el sistema nervioso y en el oído que alteran los sentidos de orientación de los cetáceos); infecciones virales o bacterianas.
  • Desnutrición y abandono de crías, en especial por madres primerizas.
  • Ataques de depredadores o pánico al escapar de los mismos.
  • Factores ambientales: las mareas extraordinarias, tormentas, huracanes, terremotos, erupciones volcánicas submarinas.
  • Características geográficas particulares de una bahía que pueden “atrapar” a los animales en la costa
  • Desorientación por anomalías locales del campo magnético terrestre (ej. formaciones geológicas en hierro).

Antrópicas

  • Enmallamientos en redes y otras artes de pesca que impiden a los cetáceos salir a respirar y se ahogan; algunos logran escapar, pero con heridas o mutilaciones que eventualmente les causan la muerte.
  • Inanición por reducción de sus fuentes de alimento
  • Colisión con embarcaciones
  • Contaminación por basura marina
  • Derrames de petróleo y otras sustancias tóxicas.
  • Tráfico marítimo excesivo, pruebas de sonares y exploraciones petroleras utilizando cañones sónicos.
  • Captura activa que tiene por objetivo vender animales vivos, mediante el arreo de manadas de delfines hacia la orilla.

¿Qué hacer si se encuentra una ballena o delfín varado en la playa?

Cuando se producen varamientos en zonas turísticas, debemos estar alertas para saber cómo actuar. Lamentablemente se repiten casos de animales que son sacados del agua o movidos de su lugar de varamiento para “sacarse una selfie”, empeorando la situación de estrés y lesión en la que se encuentra el animal.

Si se encuentra un cetáceo (ballena o delfín) vivo o muerto en la playa, lo más importante es:

  • Registrar información sobre el sitio del hallazgo y sus características: la especie si se la conoce, el tamaño y el estado del animal (vivo o muerto)
  • Dar aviso inmediato a las autoridades responsables para que la ayuda especializada llegue lo antes posible. VER CONTACTOS
  • Mantenerse a una distancia prudente: el animal puede parecer muerto a simple vista y no estarlo. Es importante recordar que los cetáceos son animales salvajes, y que ante situaciones estresantes como lo son varamientos, pueden tratar de defenderse.
  • No tocar al animal: una de las causas de los varamientos son los enfermedades. Ante el desconocimiento y por cuestiones de sanitarias, es aconsejable no establecer contacto con el/los individuos.

Si el animal está vivo: 

  • Mantenerse alejado del animal, especialmente de su cabeza y/o cola: podríamos estresarlo aún más o lastimar a las personas. ¡Evitar que niños o perros se acerquen al animal!
  • Mantener la calma y no hacer ruido que pueda alterar al animal varado.
  • No sacar al animal fuera del agua si está en la orilla ni devolverlo al mar si se encuentra en la playa: podríamos causarle graves lesiones o incluso la muerte, sus pieles y aletas son extremadamente frágiles.
  • No alimentar al animal ni darle agua: mantener el espiráculo despejado pues es por donde respiran.

¿A dónde reportar?

Argentina

Prefectura Naval

Defensa Civil

Chubut

Red de Fauna Costera de Chubut (de 8:03 a 13.30 hs)

Buenos Aires

Coordinación de la Red de Rescate de la Provincia de Buenos Aires

El ciclo de la vida

por Mariano Sironi

No hay mucho que podamos hacer cuando las muertes de cetáceos se producen por causas naturales. En toda población silvestre es normal que una cierta proporción de individuos, en particular las crías, muera cada año. Cuando las grandes ballenas (como la ballena franca y la ballena jorobada, que pesan entre 30.000 y 50.000 kg) varan vivas, su propio peso fuera del agua comprime sus órganos y puede ocasionar daños internos irreversibles. Estos daños, aunque no sean visibles externamente, en algunos casos pueden provocar la muerte del animal luego de retornar al mar, ya sea que retorne por sus propios medios o por haber sido rescatado de su varamiento con la intención de salvarlo.

Casos recientes trajeron gran alarma a la comunidad. Pero la gran mayoría de las veces, los varamientos pasan desapercibidos ante los ojos de la comunidad en general, y la población de ballenas, con su ciclo normal de nacimientos y muertes, sigue su curso natural sin llegar a las portadas de los diarios o a los programas de televisión.

Lamentablemente, muchos animales varados muestran signos de que la muerte se produjo por causas de origen humano. Entonces, sí podemos (y debemos) trabajar para disminuir el impacto de las actividades humanas sobre los mamíferos marinos. Existen amenazas que afectan el bienestar de las ballenas y la dinámica de sus poblaciones en todo el mundo.  En nuestros estudios hemos detectado ballenas con heridas indicadoras de colisiones con hélices de lanchas y barcos, otras con sogas enredadas en sus bocas, e incluso una ballena franca juvenil con basura en su estómago.

¿CONOCÉS EL PROGRAMA DE MONITOREO SANITARIO BALLENA FRANCA AUSTRAL?

Un programa interinstitucional que tiene como objetivo monitorear el estado de salud y conocer las causas de mortalidad de las ballenas francas en las costas de Península Valdés. Leer más >

Todo comienza contigo

Dirección: O’Higgins 4380, CP 1429 CABA
Teléfono: (+5411) 4701 8891
Email: info@icb.org.ar